Hallan planeta habitable que es similar a la Tierra

25 04 2007

Gira alrededor de una estrella enana roja, y en él se han registrado temperaturas de hasta 40 grados Celsius, lo que permite la presencia de agua líquida.

En torno a una estrella situada relativamente cerca de la Tierra, astrónomos de tres países descubrieron un planeta que, por sus características de temperatura y composición, ofrece parámetros aptos para alojar vida.

El cuerpo está a 20.5 años-luz de la Tierra, y gira en torno a una estrella enana roja llamada Gliese 581 (Gl 581), que se localiza en la constelación de Libra y forma parte del conjunto de las 100 estrellas más cercanas a nuestro Sistema Solar.

La información fue divulgada por el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNRS) de Francia, que trabajó con el Observatorio de Ginebra y el Centro de Astronomía de Lisboa.

El reporte sobre el hallazgo se publicará este jueves en la revista Astronomy and Astrophysics.

La tradición astronómica da a los planetas el mismo nombre que su estrella, acompañado de una literal adicional. El planeta parecido a la Tierra tendría bajo este esquema el nombre Gliese 581c.

La conclusión clave es que el exoplaneta (planeta observado fuera del Sistema Solar), reúne las características que “permiten imaginar la existencia de una eventual vida extraterrestre”.

A la fecha, los astrónomos han captado cerca de 200 planetas parecidos al nuevo cuerpo, pero éste es el primero que “posee a la vez una superficie sólida o líquida y una temperatura similar a la de la Tierra” y es también el más ligero.

La temperatura media de esta “súper Tierra es de entre 0 y 40 grados Celsius, lo que permite la presencia de agua líquida en su superficie”, dijo el principal autor del estudio, Stephane Udry, astrónomo del Observatorio de Ginebra, en Suiza.

De acuerdo con Udry, “su radio sería 1.5 veces el de la Tierra”. Agregó: “No me sorprendería que hubiera vida en este planeta”.

Por otra parte, los modelos dicen que las características observadas permiten indicar “ya sea una constitución rocosa (como en la Tierra) o una superficie cubierta de océanos”. La gravedad en su superficie es 2.2 veces la de la Tierra, mientras que su masa es bastante débil (cinco veces menos que la de la Tierra). Es posible que tenga una atmósfera.

El “año” del planeta es muy corto: cada 13 días da una vuelta alrededor de su estrella Gl 581. La órbita del objeto lo acerca 14 veces más a su estrella de lo que la Tierra jamás se acerca al Sol; no se rostiza porque Gl 581 es una enana roja que despide menos calor del habitual: unos tres mil grados centígrados (la mitad de la temperatura de nuestro Sol).

El planeta se encontró barriendo la zona habitable” alrededor de la estrella, es decir, la estrecha franja donde hay condiciones apropiadas para que la vida florezca. Lo encontraron usando un espectrógrafo montado sobre el telescopio de 3.6 metros que el Observatorio Europeo Meridional (ESO) opera en el Observatorio de La Silla, en Chile.

Xavier Delfosse, miembro del equipo en la Universidad de Grenoble, dijo: “Este planeta muy probablemente será un importante blanco de futuras misiones espaciales dedicadas a la búsqueda de vida extraterrestre. En el mapa del tesoro del universo, uno estaría tentado de marcar este planeta con una X”.

Delfosse aludía a la misión Darwin, que la Agencia Espacial Europea (ESA) tiene previsto lanzar en 2015. En diciembre la agencia espacial francesa CNES y la ESA lanzaron Corot, un cazador de planetas que examinará 120 mil estrellas desde su percha a 800 kilómetros sobre el suelo. Los cálculos dicen que podría detectar entre diez y 40 planetas rocosos, muchos de ellos con condiciones para tener atmósfera.

El mismo equipo halló en 2005, en esa misma estrella enana, otro planeta con la masa de Neptuno y un “año” de 5.4 días. Ahora también dieron cuenta de un tercer planeta en el sistema. El tercer objeto tiene una masa ocho veces superior a la de la Tierra, y tarda 84 días en dar una vuelta en torno a Gl 581.

Cuando la luz era más rápida

Muchas dudas sobre el origen del Universo, el comportamiento de los agujeros negros, los viajes espaciales y la dilatación del tiempo pueden ser resueltas si se rompe con el principio de que la velocidad de la luz es constante, afirmó el físico teórico portugués Joao Megueijo, catedrático del Imperial College de Londres.

Conocido a nivel mundial como el principal defensor de la Teoría de la Velocidad de la Luz Variable, el autor acaba de editar en español uno de los libros más controvertidos sobre el tema y que pone en duda las bases de las teorías de Albert Einstein, llamado Más rápido que la velocidad de la luz (FCE).

Magueijo sostiene que en el principio del Universo la luz debió desplazarse a una velocidad superior a la que conocemos actualmente y que muy pronto, cuando se perfeccionen los relojes atómicos, podrá probarse en laboratorios que la luz viaja a velocidades diferentes en distintas regiones del Universo y en diferentes periodos.

La inquietante idea del doctorado por Cambridge también cambiaría lo que se piensa actualmente sobre el origen de las galaxias, los planetas y su disposición en el espacio.

fuente: http://www.milenio.com/

Anuncios

Acciones

Information

One response

29 04 2007
outime

A mí esto me da mal royo… ¡Podría haber vida! :S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: